Siembra agrícola de Nicaragua dejó de recibir 220,000 quintales de fertilizantes en el 2019, cuyos efectos se sentirán en 2020

La cosecha agrícola 2019-2020 se desarrolló con menos fertilizantes, así como menos uso de agroquímicos. Al menos 220,000 quintales de fertilizantes, que son claves para elevar los rendimientos, dejaron de llegar a los campos agrícolas de Nicaragua como consecuencia del impacto de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, afirmó Mario Hanon, vicepresidente de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda).

Los precios de los insumos se dispararon fuertemente con la brutal reforma tributaria, que entró en vigencia el 28 de febrero. Los fertilizantes aumentaron hasta un 17 por ciento y los agroquímicos entre un 20 y 30 por ciento, dice Anifoda. Los efectos de menos usos de estos productos se sentirán este año, advirtió Anifoda. 

“La razón principal por la que se cayeron las ventas fue por la reforma fiscal, la reforma se aprobó en febrero y el ciclo agrícola arranca entre abril y mayo, entonces la reforma afecto todo el ciclo”, señala Hanon.

El represente de Anifoda estima que en promedio hubo una caída del 11 por ciento en la venta de agroquímicos y de cinco por ciento en los fertilizantes. “Es importante señalar que la reforma como afectó más a los agroquímicos, la caída en las ventas fue mayor que en los fertilizantes”, dijo.  

Y aunque las ventas se redujeron debido a la reforma, la industria no reporta caída en los ingresos. En el 2019 las ventas totales de la industria le generaron 220 millones de dólares, similar a los ingresos obtenidos en el 2018, pero esto por efecto de alzas en los precios que habrían compensado la reducción en el volumen.

El alza de precio se debió a un incremento en la carga impositiva o bien la eliminación de exenciones o exoneraciones, es decir que gran parte de los ingresos recaudados en ventas serán trasladados al Fisco.

Café y maní los rubros más afectados

Anifoda señala que el aumento de precios en los insumos tuvo una fuerte incidencia en el café y maní, productos claves de agroexportación. 

“Para algunos cultivos aumentó más que en otros. Por ejemplo en el maní el aumento es de 110 dólares por manzana, el arroz 180 dólares por manzana, mientras que en el café el aumento fue de 250 dólares por manzanas”, ejemplificó Hanon.

El café fue el cultivo más afectado, según registros de Anifoda, este sector dejó de comprar 8,000 toneladas de fertilizantes en el 2019, lo que tendrá un efecto negativo en el ciclo 2020-2021. El café antes de la reforma fiscal tenía un gasto de insumos de 1,021 dólares por manzana, pero luego tras el ajuste, este escaló a 1,271 dólares por manzana, es decir un alza de 24 por ciento. 

Y al tener una menor fertilización y agroquímicos en el café, se pudiera dar un brote de roya, broca u otras enfermedades un poco más fuerte, porque las plantaciones se vuelven propensas a cualquier enfermedad.

Otros rubros

Tanto en el maíz tecnificado y el sorgo, los costos de producción aumentaron 90 dólares por manzanas, mientras que la producción de frijol se encareció 83 dólares por manzana, según estima Anifoda, como consecuencia de la reforma tributaria. 


Asimismo, Hanon sostuvo que se esperaría que el comportamiento de ventas de agroquímicos y fertilizantes este año se mantenga igual que el año pasado y esta solo podría empeorar si hay otra reforma fiscal, la que considera poco probable que ocurra.

El régimen de Ortega aplicó el año pasado una agresiva reforma tributaria en la búsqueda de 300 millones de dólares para hacer frente a la caída de la recaudación de impuestos como consecuencia de dos años de recesión. La reforma implicó quitar beneficios fiscales a las actividades productivas y creó un mecanismo más engorroso para que ahora los productores, no así los importadores, accedan a las exoneraciones.

Tomado de La Prensa https://www.laprensa.com.ni/2020/02/20/economia/2642859-siembra-agricola-de-nicaragua-dejo-de-recibir-220000-quintales-de-fertilizantes-en-el-2019-cuyos-efectos-se-sentiran-en-2020