Llevar los insumos agrícolas a tiempo, el gran reto ante la crisis

Dificultad. Distribuidores de fertilizantes y agroquímicos agrícolas se preguntan cómo llevarán sus productos a los agricultores, si continúan los tranques en las carreteras y protestas ciudadanas, cuando tienen las siembras a la vuelta de la esquina.

Mientras caen un par de lluvias más para humedecer la tierra y las semillas puedan germinar y los agricultores terminan de prepararse para la siembra, los industriales y distribuidores de agroquímicos se plantean como un gran “reto” el poder transportar sus productos a las diferentes zonas productivas del país, debido a los tranques que han surgido en las carreteras, como consecuencia de la crisis política que atraviesa Nicaragua.

“Todas nuestras empresas tienen suficientes productos (insumos) para el presente ciclo agrícola, ya que todas las importaciones necesarias se hicieron meses atrás. Debido a la crisis actual, el reto que tienen las empresas es la logística de poder distribuir los productos en las diferentes zonas del país en el momento oportuno y es ahí donde se está enfocando el mayor esfuerzo”, manifestó Flor de María Rivas, directora ejecutiva de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda).
Mario Hanon, gerente general de la empresa Formunica y miembro de Anifoda, afirmó que la situación actual del país sí está afectando a la industria de agroquímicos, ya que aunque se importó suficiente cantidad de insumos para responder las demandas del ciclo productivo, debido a los tranques en las carreteras la distribución ya se ha visto perjudicada.

“Insumos hay, suficientes, tanto en la industria de fertilizantes como en la de agroquímicos. El problema es la distribución. La crisis ya ha estado afectando la distribución de productos, porque ha sido complicado trasladar desde las bodegas hacia los diferentes puntos más importantes del país”, afirmó Hanon.

El gerente general de Formunica explicó que, además de Managua, otro punto importante para la industria son las bodegas en Corinto y las zonas donde se encuentra la industria de fertilizante a granel. Ahí se hacen las diferentes mezclas de fertilizantes para mandarlos al resto del país.

Al preguntarle a Flor de María Rivas, si hay preocupación en ese sector de no poder llevar los insumos agrícolas a tiempo, respondió: “Así es. Ese es el mayor reto en las próximas semanas, de lograr la distribución de los productos, ya sea por los tranques o porque en algunos lugares se han tenido que cerrar los locales (de venta) por los enfrentamientos”.


Riesgo

Hanon sostuvo que otro factor de riesgo es que disminuyan las áreas cultivadas debido a la misma crisis, lo que ocasionaría que a las empresas les quede remanente de insumos.

“La amenaza que nosotros vemos en el horizonte más cercano es que los productores siembren menos porque se sientan amenazados por la crisis. Lo que pasaría es que van a sobrar insumos porque fueron traídos para una agricultura normal (sin pronóstico de crisis)”, expuso.

“Sí. Los productores se preocupan y siembran menos, porque la crisis está afectando su estado de ánimo. La agricultura es un riesgo. Depende del clima y otros factores, y con esta crisis el riesgo de que podás atender en paz el cultivo es mayor”, insistió Hanon.

Marlon Benavides, de la Cooperativa de Papa del Norte (Cooppanor), expresó vía telefónica que los agricultores están muy emocionados con el ciclo agrícola, sobre todo porque esperan que haya un buen invierno. Afirmó que algunos ya están “enterrando” sus semillas.

Sin embargo, al mencionarle el tema de la crisis política que vive el país le cambió el tono de voz y aseveró que les preocupa “mucho”.

“Ah, eso nos preocupa mucho. No sabemos qué va a pasar. El clavo es que nosotros dependemos del consumidor donde no se produce la papa. La gente de Río Blanco, Waslala, Managua y en diferentes zonas del país, nos compran bastante, pero con tranques... Esto nos preocupa bastante a nosotros, porque, qué vamos a hacer con el producto. Tendríamos que buscar cómo regalarlo o que se pierda en la tierra”, enfatizó Benavides.

El líder de la cooperativa Cooppanor expresó que los agricultores no se esperaban la crisis política que está viviendo Nicaragua. “La gente (agricultores) ya se estaba preparando, ya tenía sus tierras alquiladas, ya había comprado semillas, no se esperaba esto. Ahora lo que esperamos es que se mejore esta situación, que haya un cambio lo más pronto posible”, dijo.

Cooppanor, de Jinotega, tiene más de 100 productores de hortalizas.

Benavides, un productor más de esa cooperativa, señaló que los agricultores ya han pensado que podría haber una escasez de insumos, si la crisis “se alarga un poquito más”. Ante esa situación, indicó que lo que los productores han hecho es un esfuerzo por adquirir un poco más de productos agroquímicos por cualquier emergencia. “Estamos a tiempo, los negocios de agroservicios aún tienen sus puertas abiertas y hay productos todavía para combatir todo tipo de plaga”, advirtió.

En Nicaragua, se siembran alrededor de 1.7 millones de manzanas de tierra, de las cuales 1.2 millones se cultivan con granos básicos (frijol, maíz, sorgo y arroz), medio millón con productos para la exportación y unas 11,000 manzanas con hortalizas.

Tomado de El Nuevo Diario
https://www.elnuevodiario.com.ni/economia/464855-nicaragua-agricola-protestas-nicaragua/