Preparados para apoyar a los agricultores y proveer el suministro de alimentos

Ante la crisis global generada por el SARS-CoV-2 apoyamos todos los esfuerzos para prevenir y contener su propagación y sus impactos sanitarios, económicos y sociales. La Industria representada en CropLife Latin America ofrece todo el apoyo a los agricultores para garantizar el suministro oportuno de alimentos.

 Los agricultores están en la primera línea dentro del proceso de producción de alimentos y hoy son fundamentales para evitar que una crisis de salud se convierta en una crisis de suministro de alimentos. Razón por la cual es necesario fortalecer todas las medidas de protección a los trabajadores agrícolas y sus familias, y mantener el transporte oportuno y seguro de los insumos agrícolas.

 Con la claridad de que la agricultura no se detiene, la red de Asociaciones Nacionales en los 18 países, mantienen abiertos donde es posible algunos de los Centros de Acopio de recolección de envases vacíos de plaguicidas en sus territorios. Les invitamos a contactarles para la devolución oportuna de los mismos.

Adicionalmente, hacemos un llamado a los agricultores y a toda la cadena agrícola a acatar responsablemente las indicaciones dadas por las autoridades de salud de su país, para evitar el contagio y/o la propagación de la enfermedad COVID-19, así como a seguir las siguientes recomendaciones:

Adicionalmente, hacemos un llamado a los agricultores y a toda la cadena agrícola a acatar responsablemente las indicaciones dadas por las autoridades de salud de su país, para evitar el contagio y/o la propagación de la enfermedad COVID-19, así como a seguir las siguientes recomendaciones:

Entendiendo el coronavirus

El virus no es un organismo vivo, sino una molécula v de proteína (ARN) cubierta por una capa protectora de lípido (grasa), que, al ser absorbida por las células de las mucosas ocular, nasal o bucal, cambian el código genético de ellas (mutación) y las convierten en células agresoras y multiplicadoras.
Como el virus no es un organismo vivo sino una molécula de proteína, no se le mata, sino que se desintegra solo. El tiempo de desintegración depende de la temperatura, humedad y tipo de material donde reposa.

El virus es muy frágil, lo único que lo protege es una capa fina externa de grasa. Por eso es que cualquier jabón o detergente es el mejor remedio, porque la espuma CORTA la GRASA (por eso es que hay que frotarse tanto por 20 segs o más, para hacer mucha espuma). Al disolver la capa de grasa, la molecula de proteína se dispersa y desintegra sola.

El CALOR derrite la grasa, por eso es tan bueno usar agua a más de 25 grados centígrados para lavar manos, ropa y todo. Además, el agua caliente hace más espuma.

El alcohol o cualquier mezcla con alcohol a más de 65% DISUELVE CUALQUIER GRASA, sobre todo la capa lípida externa del virus.

Cualquier mezcla con 1 parte de cloro y 5 partes de agua disuelve directamente la proteína, lo desintegra desde adentro.

El agua oxigenada ayuda mucho después del jabón, alcohol y cloro, porque el peróxido disuelve la proteína del virus, pero hay que usarla pura y juiciosamente pues lastima la piel.

NINGUN BACTERICIDA SIRVE. El virus no es un organismo vivo como la bacteria, no pueden matar lo que no está vivo con antibióticos, sino desintegrar rápidamente su estructura.

No sacuda ropa usada o sin usar, ni sábanas ni nada de tela. Mientras pegado a superficie porosa, es muy inerte y se desintegra solo entre 3 horas (tela y porosos), 4 horas (cobre, porque es naturalmente antiseptico; y madera, porque le quita toda la humedad y no lo deja despegar y se desintegra), 24 horas (carton), 42 horas (metal) y 72 horas (plástico). Pero si lo sacuden o usan plumero, las moléculas del virus flotan en el aire activas hasta por 3 horas, y pueden alojarse en la nariz.

Las moléculas del virus se conservan muy estables en frío externo, o artificial como aires acondicionados en casas y carros. Necesitan humedad y oscuridad para mantenerse estables. Por lo tanto, los ambientes deshumidificados, secos, tibios y con mucha luz lo degradan más rápido.

La LUZ ULTRAVIOLETA sobre cualquier objeto que pueda contenerlo desintegra la proteína del virus. Por ejemplo, para desinfectar y reusar una mascarilla es perfecta, sin embargo, cuidado, también desintegra el colágeno (que es proteina) en la piel, causando a la larga arrugas y cáncer de piel.

Tomado de : https://www.croplifela.org/es/actualidad/noticias/apoyar-a-los-agricultores-covid-19